Mini Curso Gratuito de Trading

Queremos brindaros el mayor valor posible de manera gratuita, por eso ponemos a vuestra disposición esta guía de iniciación al trading totalmente GRATIS. Con ella aprenderéis todo lo básico para poder empezar a hacer trading desde cero, con conocimientos actualizados del año 2021. Esta diseñada para que le pueda aportar valor a todo el mundo, incluidos los principiantes que se quieran introducir en el mundo del trading, ya sea para los mercados de forex, criptomonedas, acciones etc (y si, también te gustará si buscabas un curso sobre inversión en bitcoin en España).

Sin más dilación y sin pediros correos o cosas raras, esperamos que aprovechéis al máximo este mini-curso de trading en español 100% gratuito.

Nuestro MINI-Curso de Trading: De A – Z para APRENDER a Hacer Trading

1# ¿Qué son los Mercados Financieros?

El mercado financiero (o mercado bursátil) se trata del espacio, físico o virtual, donde tienen lugar los cambios de activos financieros entre agentes económicos, es decir, donde se compran y se venden activos tanto a largo como a medio plazo.

Su principal función es la de ponerles un precio a los activos que contente tanto a compradores como a vendedores. Por tanto, podemos decir que se rige por la ley de la oferta y la demanda, y que se caracteriza por su flexibilidad, transparencia y libertad en cuanto a las inversiones.

Los activos financieros (todo lo que se compra y se vende) se clasifican en los diferentes tipos de mercado financiero:

  • Accionario: se “apuesta” a favor o en contra del futuro de una empresa o proyecto y se adquieren algunos derechos sobre el mismo. Se pueden comprar acciones que aumentan de valor cuanto mejor le vaya al proyecto en cuestión, o acciones que disminuyen su valor cuando les va bien. Existen muchos tipos de acciones según el derecho que otorgan al inversor: preferentes, ordinarias o comunes, sin voto…)
  • Commodities: en este mercado se suele operar con materias primas (que pueden ser incluso recursos naturales como el petróleo o algunos tipos de cultivo), cuyo precio está estandarizado con dos objetivos: primero, valer lo mismo en cualquier lugar del mundo; y segundo, para poder ser intercambiados por otros productos en base a su valor.
  • Futuros: se compran materias primas fijando una fecha con antelación, lo que supone el riesgo de que el valor de ese activo haya subido o bajado de precio desde el momento de la compra hasta el de la transacción. Se creó para proteger a los productores de las fluctuaciones que dependen de factores externos e incontrolables, como el clima.
  • Divisas: o mercado Fórex, consiste en el cambio de una cantidad de dinero a una moneda extranjera, con el fin de facilitar el flujo de dinero a nivel internacional. Es el tipo de mercado financiero más grande del mundo, con diferencia.
  • Criptomonedas: ¡este no necesita explicación! Funciona igual que el mercado de divisas, pero con monedas virtuales en lugar de fiduciarias.

2# ¿Cómo Analizar Gráficos?

Según la evolución de los precios sobre una gráfica, se pueden interpretar las tendencias de un mercado. Las tendencias son, como su nombre indica, la comparación entre puntos de la gráfica de precios para saber si estos están en alza, en descenso, o si se mantienen más o menos iguales.

Eso es lo que conocemos como tendencias alcistas, bajistas o consolidaciones:

  • Patrones alcistas: o “Bull Market”, se producen cuando los precios de un mercado están en alza, es decir, llevan un tiempo subiendo. En la imagen puedes ver una gráfica con tendencia alcista en el que hemos marcado el canal de tendencia, dos líneas paralelas entre las que encontramos los valores con una tendencia interpretable. En este caso, como se puede ver a simple vista, los precios siguen una línea de tendencia en alza:

  • Patrones bajistas: o “Bear Market”, son justo lo contrario a los alcistas. Se producen cuando los precios van bajando en la gráfica. A continuación puedes ver una gráfica de precios con una línea de tendencia bajista:

  • Patrones de consolidación: o “tendencia lateral”, es un caso más concreto que se produce cuando en un mercado de poco volumen, en mitad de una tendencia que puede ser alcista o bajista, los precios se “estancan” entre dos valores medianamente próximos. La ruptura de este lateral de consolidación suele darse cuando los profesionales salen de ese mercado, y se prosigue con la tendencia inicial.

Cuando una gráfica se encuentra en este momento de consolidación, es mejor no operar. Es más arriesgado y normalmente supone menos ganancias que operar en un momento de tendencia. Aquí puedes ver esta línea de tendencia en una gráfica:

Las líneas de tendencia son útiles como forma de “predecir” por dónde va a ir un mercado. Piensa que estas líneas nos ofrecen unos máximos y unos mínimos, y aunque no sepamos inicialmente cuánto va a durar una tendencia, saber cómo se comportan nos puede ayudar a saber cuánto esperar.

En estas gráficas podemos identificar también otros dos elementos, en este caso para comprender la fuerza de una tendencia: los soportes y las resistencias.

  • Resistencia: se trata del “techo”, o el punto más alto que alcanza una línea de tendencia alcista. A partir de este punto, comenzará a bajar.
  • Soporte: todo lo contrario, es el “suelo” o punto más bajo de una tendencia bajista antes de empezar a subir.

Suelen ser valores redondeados, o “psicológicos”, y pueden entenderse como dos fuerzas dinámicas en tensión, entre las que se sitúa la línea de tendencias. En el momento en el que vence la resistencia frente a su soporte, la tendencia baja, y cuando el soporte consigue frenar el avance de la resistencia y debilitarla, sube.

Estos conceptos no son, desde luego, algo totalmente fiable, pero sí algunas de las herramientas que te pueden servir en el mundo del trading para analizar gráficas y operar con ellas.

≫ Las Figuras Chartistas

Ahora que ya sabes cómo analizar una gráfica en términos técnicos, te vamos a enseñar una teoría de análisis un poco más compleja. O, más bien, más profunda. El “chartismo” (que en español podríamos llamar “grafiquismo”) es una lectura de las gráficas entendiendo tanto sus comportamientos naturales como todos los factores externos que las influencian.

Al estudiar las gráficas, los expertos han acabado encontrando una serie de patrones comunes o recurrentes. Los llamamos “figuras chartistas”, y reconocerlas nos sirve para poder entender mejor lo que está sucediendo, y poder prever evoluciones con más precisión.

A continuación, te presentamos las figuras chartistas más habituales:

  • Hombro cabeza hombro: o “patrón de cabeza y hombros”, la podemos identificar cuando se produce un pico de subida considerable después de un pico menor, y seguida por otro también menor. Si le echas imaginación, puedes ver que el pico más grande sería una cabeza flanqueada por los hombros, que serían los picos más pequeños. Suele ser un indicador del cambio de tendencia alcista a bajista.

También puede ser un hombro cabeza hombro invertido, y en este caso, los picos que forman la figura de la cabeza y los hombros serán hacia abajo. Esta figura, invertida, puede significar el cambio de tendencia bajista a alcista.

  • Triángulos: los hay de muchos tipos, y aparecen cuando los movimientos de una gráfica acaban formando una figura triangular uniendo sus máximos y sus mínimos entre sí. Tenemos los triángulos simétricos, que pueden romperse en ambas direcciones pero suelen continuar la tendencia inicial; los ascendentes, que se rompen en tendencia alcista; los descendentes, en bajista; y los expansivos, que comienzan por el vértice (justo al revés que los simétricos) e indican un periodo de gran volatilidad.
  • Bandera: o “flag”, se trata de una tendencia lateral de consolidación en mitad de una tendencia alcista o bajista, en la que los valores oscilan entre unos mínimos y unos máximos que, al unirlos, nos dan una figura rectangular o casi triangular (y, en este caso, se le llamaría “banderín” o “pennant”, si es horizontal, o “cuña” o “wedge” si es un triángulo más agudo). Indica un descanso en la tendencia tras la cual se volverá a retomar. Tanto las banderas como los banderines pueden ser alcistas o bajistas, según la tendencia inicial. Aquí tienes, por ejemplo, una bandera y un banderín alcistas:
  • Doble o triple techo: son diferentes formas que puede tener un movimiento de consolidación lateral, según su duración en picos máximos en el mismo nivel de precios, en mitad de una tendencia alcista. Si se trata de una consolidación en mitad de una tendencia bajista, hablaríamos de un doble o triple suelo. Nos indica cuándo es bueno cerrar una venta, pues suele significar un cambio en la tendencia.

  • Estrella de la mañana: o “morning star”, se trata de un pico hacia abajo bastante pronunciado, entre dos incidencias profundas. Esta recuperación casi inmediata del punto mínimo de la tendencia se interpreta como el fin de la tendencia bajista. Si se produjese en una tendencia alcista, con un pico máximo, significaría el fin de esa tendencia en alza y se llamaría “estrella de la tarde”, aunque es menos común.

3# La Teoría de las Ondas de Elliot

En los años 30, el economista Ralph Nelson Eliott elaboró una teoría para predecir los movimientos mercantiles en base a cálculos y tramos que se van repitiendo siempre, a los que llamó ondas.

Para ello, se basó en dos principios muy importantes: la teoría de Dow, que empezó a estudiar los movimientos del mercado sobre la gráfica, y la convicción de que, como el ser humano tiende a repetir sus comportamientos, estos movimientos son su consecuencia directa y también son medianamente cíclicos.

Según esta teoría, el mercado tiene una tendencia a fluctuar siguiendo un patrón más o menos regular. Este está formado por dos tramos: cinco ondas de impulso (a favor de la tendencia) y tres de corrección (en su contra).

Así es como sería este ciclo en una gráfica generalmente alcista, si fuera bajista sería invertido:

Es una teoría un tanto compleja, pero se puede calcular con más o menos exactitud. Los ratios de Eliott se calculan multiplicando y dividiendo cada número de la serie por su anterior, ayudándonos de los ratios de Fibonacci de los que te hablamos más adelante. Sin embargo, te lo explicamos más detalladamente y sin complicarnos con números.

Queremos enseñarte a reconocer los patrones que rigen la teoría de ondas de Eliott para que no te dejes engañar y puedas aprovechar estos movimientos a tu favor. ¡No te lo pierdas!

≫ Las Ondas de Impulso o Impulsivas

Se trata de los tramos, tanto alcistas como bajistas, que conforman la primera etapa del ciclo de ondas de Eliott. Aparecen representadas por números:

  • 1: en una gráfica alcista, este primer tramo es alcista. Solo puede delimitarse a posteriori, ya que tiene una corrección severa de hasta el 50%, pero es muy útil para establecer una serie de normas para el resto de ondas. Viene avisada en primer lugar por una ruptura de directriz, y luego por una figura de cambio de tendencia. Aun así, es muy difícil de identificar, y el hecho de que se produzca en un momento en el que la tendencia anterior es aún muy fuerte y los analistas fundamentales siguen dando noticias negativas al respecto.

  • 2: corrige al primer tramo, entre un 61,8% y un 76,4%. Es decir, nunca podrá retroceder más allá del punto donde empezó la primera onda, y esto es una de las normas de la teoría. Este retroceso hace que las noticias sigan siendo malas, por lo que la situación no mejora.

  • 3: se trata de la onda más grande del ciclo, y por norma no puede ser nunca la más corta. Su proyección mínima es de un 161,8% de la onda 2, siempre más  allá del punto más alto de la onda 1. Esto significa que la tendencia alcista (en este caso) se va consolidando y comienzan las buenas noticias, de la mano de los inversores de a pie que se van sumando a favor del gráfico. Su pùnto medio se denomina Punto de Prechter, y es donde la tendencia a favor de la gráfica cobra más fuerza.

  • 4: una corrección menos firme que la de la segunda onda, pero que puede llegar a suponer un retroceso de entre el 23% y el 38,2% de la onda 3, aunque no suele llegar hasta este último valor. Por norma, no puede ni retroceder hasta el inicio de la onda 3 ni retroceder más allá del punto más alto de la onda 1. Es importante conocer la teoría de Elliot para identificar la onda 4 cuando se produce, y prepararnos para la última subida en vez de acobardarnos por el retroceso. Es la más irregular de todas, pero también suele ser la más corta.

  • 5: el último impulso del ciclo de ondas de Eliott, y el que más alto llega en volumen (aunque esto no significa que también en precio). Tiene una longitud similar a la de la onda 3 (en los mercados de materias primas, a veces es incluso más larga), y una proyección del 161,8% de la onda 4. Su objetivo, o punto más alto, puede calcularse multiplicando la longitud de la onda 1 por 3,236. Es importante saberlo para no comprar justo antes de llegar a él, como les ocurre a muchos novatos.

≫ Las Ondas de Corrección o Correctivas

Conforman la segunda etapa de la teoría de las ondas de Eliott, con una tendencia en contra de la que han trazado las ondas impulsivas. Aparecen representadas por letras:

  • A: la primera corrección de la tendencia de las ondas desde la 5, se mantiene siempre sobre el punto más alto de la onda 3. Los inexpertos pueden pensar que se trata de otra corrección en una tendencia aún alcista, por lo que es importante llevar la cuenta de las ondas. Se mantiene una opinión en general positiva, y crecen tanto el volumen como la volatilidad del mercado.

  • B: corrección de entre un 50% y un 62% la onda A, nunca más de un 75%. Su volumen, por norma, siempre es inferior al de la onda A, por lo que suele formar la figura chartiana de hombro-cabeza-hombro (invertido, si fuera el caso). Esto hace que se mantengan las buenas noticias y que se mantenga la visión alcista del conjunto, aunque los valores sean ahora más bajos.

  • C: la caída definitiva de los valores, en sub-ondas que denotan la irregularidad de este tramo. Suele tener la misma longitud que la onda A o incluso más, con una proyección de entre el 150% y el 161,8% de la onda B, pero que puede llegar al 261,8% en los casos más extremos. En su punto intermedio, más o menos, los inversores que no conocen la teoría ya se dan cuenta por fin de que la tendencia se ha vuelto bajista.

≫ Ponlo en práctica y nosotros te lo corregiremos totalmente GRATIS en nuestro Telegram

ACCEDER A LA COMUNIDAD

4# Los Retrocesos de Fibonacci

Como ya hemos comentado antes por encima, los llamados retrocesos o ratios de Fibonacci son una herramienta muy útil para predecir los puntos de entrada de las correcciones o retrocesos de una tendencia.

En la llamada secuencia de Fibonacci, cada número se obtiene sumando las dos cifras anteriores:

0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610…

Usando esta secuencia, podemos encontrar proporciones muy interesantes que se repiten una y otra vez en los cálculos de retrocesos de gráficas de mercado. Estos son las más importantes:

  • 61,8%: el número “phi” o la proporción áurea. Se obtiene al dividir cualquier número de la secuencia por la cifra siguiente. También lo vemos al dividir una cifra por su número anterior en la secuencia, pero en el otro lado de los porcentajes (55/34=1,618)
  • 38,2%: producto de la división de una cifra por la que tiene dos posiciones después. Es decir, la siguiente de la siguiente (por ejemplo, 55/144=0,38194…). También es la contraparte del número áureo, lo que obtenemos al restárselo a una unidad (100-61,8=38,2).
  • 23,6%: aparece al dividir cualquier cifra de la secuencia por la que le sigue tres posiciones después (por ejemplo, 55/233=0,236…)
  • 76,8%: por analogía, la contraparte del coeficiente anterior, que se obtiene al restárselo a la unidad (100-23,6=76,8).

¿Te suenan? Son los porcentajes de retroceso que has visto en la teoría de las ondas de Elliot. Tras muchos estudios, se vio que estos ratios suelen repetirse a la hora de determinar el inicio, o entrada de una tendencia correctiva.

Otros números destacables son el 50%, el 100%, el 261,8% o el 423,6%. Estos porcentajes marcan las líneas horizontales de una gráfica como valores a los que se vuelve durante un retroceso.

Recuerda que estos coeficientes son muy difíciles de calcular en el momento, ya que se necesitan los suelos y los techos de las tendencias para poder encontrarlos. Es decir, los porcentajes de retroceso solo pueden calcularse una vez se ha llegado al fin de una tendencia.

Y, también, recuerda que un porcentaje siempre será más estable cuanta mayor sea la temporalidad de una tendencia, es decir, cuanto más tiempo dure.

Estos números, por supuesto, no son determinantes, pero sí que es cierto que se han encontrado en muchas ocasiones observando resultados de gráficas. La teoría sobre la que se sustenta el uso de estos números no es tan psicológica como la de las ondas de Elliot (“los humanos repetimos nuestras acciones de forma cíclica”), sino que se basa en que las matemáticas son la base de todo.

Seguro que ya habías oído acerca de la aplicación de estos coeficientes en otros ámbitos, como puede ser la geometría de la naturaleza. ¡Fascinante, y muy útil también en el trading!

Aquí tienes unos ejemplos de utilización de los números de retroceso de Fibonacci en el trading:

5# ¿Qué son los Indicadores?

Los indicadores, en el mundo del trading, son todos esos elementos en los que te puedes apoyar para decidir si entrar en un mercado o esperar. En esta guía ya has visto varios, como los retrocesos de Fibonacci o las figuras chartistas.

Todos los indicadores vienen de una fórmula, un cálculo o un algoritmo matemático, es decir, no son aleatorios. Sus resultados son representados gráficamente junto a los valores de mercado para que tú, como inversor, puedas interpretarlos correctamente.

Existen dos tipos de indicadores: los adelantados (leading), que predicen lo que está a punto de ocurrir, y los atrasados (lagging), que estudian lo que ya ha ocurrido para indicar un impulso. Los indicadores pueden situarse tanto sobre la zona gráfica del precio como en las zonas superior e inferior de la pantalla, según la plataforma que uses.

Estos son los indicadores más importantes y fiables, aunque hay muchos más. ¡La clave es encontrar los que más fáciles te resulten de identificar para poder servirte de ellos a la hora de entrar o no en un mercado!

  • RSI: o “índice de fuerzas relativas”, se trata de un indicador atrasado que indica el posible fin de una tendencia. Se representa con un valor del 0 al 100, los valores por debajo del 30 (señal de sobreventa) indican el fin de una tendencia bajista y los más altos que 70 (señal de sobrecompra) el fin de una alcista, pues a partir de esos valores se considera que la tendencia tiene dificultades para continuar.

  • MACD: o “media móvil de convergencia o divergencia”, compara la evolución actual de la gráfica con dos medias móviles, una de 12 y otra de 26 periodos. Cuanto más exactamente coincidan las dos medias con la guía o señal, propia del indicador y calculada a parámetro 9, más estable será la tendencia de la gráfica. Si, por el contrario, las dos medias del indicador divergen entre sí, y se encuentran a diferentes distancias de la señal, es posible que se avecine cambio de tendencia.

  • EMA/MA: o “media móvil”, un indicador que calcula el promedio de los precios en un tiempo determinado y genera una media para analizar la tendencia de una gráfica sin que nos despisten los posibles picos más recientes. Los parámetros más utilizados a corto plazo son de 12 y 26 días, y de 50 y 200 para tendencias a largo plazo. El momento ideal para realizar una operación es cuando la línea de esta media converge con la del gráfico actual. En el caso de la “media móvil exponencial” (EMA), los valores más recientes tienen más peso, por lo que se trata de un indicador adelantado.

Lo más importante a la hora de interpretar las señales que puedan darnos los indicadores, es buscar confluencias. Es decir, cuantos más indicadores puedas identificar antes de tomar la decisión de entrar en un punto, mejor. No es tan fiable saber que, en teoría, después de una estrella de la mañana se cambia de tendencia, que calcular un posible punto según las ondas de Elliot y darse cuenta de que coincide con una figura que rompería la tendencia bajista.

Sin embargo, tampoco hay que intentar fijarse en demasiados indicadores a la vez, pues no dejan de ser orientativos, y no pueden predecir los movimientos del mercado con tal precisión que todos vayan a darte pistas de lo que tienes que hacer. ¡Nunca pierdas de vista tu plan de trading!

Por eso es tan importante tener tus propias pautas y las recomendaciones de otros inversores, si puede ser expertos. ¡Te dejamos las nuestras en el último paso de la guía!

6# La Gestión del Riesgo

¿Sabes cuál es la diferencia entre los traders novatos y los expertos? No arriesgar demasiado, pero lo suficiente para poder obtener ganancias.

La gestión de riesgos, calcular cuándo merece la pena o no invertir una cantidad, es la parte más difícil del trading. No existen unas normas que nos enseñen a hacerlo, y todos los consejos que se pueden dar en estos casos son algo muy personal, pero te hemos traído esta guía para enseñarte las bases del trading, y consideramos que esto debería ser lo más importante para cualquier trader.

Por eso, te contamos nuestros secretos para optimizar el riesgo de tus operaciones:

  • No arriesgues nunca más del 1% de tu cuenta en cada operación o trade. Un 1% es una cantidad más que razonable y, sobre todo al principio, conviene no poner en riesgo un mayor porcentaje. ¡Más vale pájaro en mano que ciento volando!
  • Mantén siempre un ratio riesgo-beneficio superior a 2. Es decir, juega con las operaciones que te permitan obtener un beneficio equivalente al doble de la posible pérdida. Así, es matemáticamente mucho más probable que salgas ganando. Pienso que así, de cada 10 operaciones, tendrías que perder 5 para empezar a tener pérdidas, pero ganar una sola operación ya te supondría un beneficio.
  • Realiza entradas y salidas progresivas de las operaciones. Antes de meter o sacar toda tu inversión en un solo punto, marca varios puntos de entrada y de salida y divide la cantidad que sea en varias partes. Así, podrás tantear mejor el mercado y es menos probable que registres pérdidas.
  • Coloca bien las órdenes de Stop Loss y Take Profit. Estas herramientas avanzadas te permiten cerrar posiciones automáticamente al llegar a una predicción, tanto de ganancias (Take Profit) como de pérdidas (Stop Loss), como si fueran unos cortafuegos para evitar tanto perderse un buen momento para vender como llegar a registrar pérdidas. ¡Asegúrate de usarlas, te aseguramos que te salvarán el pellejo más de una vez!

Pero sobre todo, recuerda que algo muy importante para convertirse en todo un profesional del trading es la práctica. Con el tiempo, tú también irás creando tus pautas y podrás dar consejos que, tal vez, a nadie se le hayan ocurrido antes.

Pero, de momento, esperamos que nuestros consejos te hayan ayudado a ti. Enhorabuena por completar el curso. ¡Ahora ya sabes cómo iniciarte en el mundo del trading!

Si te gustaría continuar aprendiendo de manera gratuita con nosotros ¡ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD!

ACCEDER A LA COMUNIDAD

Esperamos que te haya sido de ayuda este curso de trading gratis para principiantes. Hay mucho más tras este curso para invertir en criptomonedas y en forex, así que… ¡No olvides acceder a nuestro blog y a nuestro telegram gratuito para más información de calidad!

¿Qué es un Mini Curso de Trading?

Si lo que quieres es empezar a invertir en trading de cualquier tipo, tu mejor aliado.

Un mini curso de sistemas de trading como este te va a venir de perlas para empezar con buen pie en este mundillo. 

En él, te damos las herramientas y conocimientos necesarios para que puedas empezar a desenvolverte tú solo en tus primeros movimientos, y sepas cómo continuar.

Al fin y al cabo, se trata de una formación de calidad impartida por expertos, y de forma gratuita y online. ¿No es genial?

Estos cursos cortos o “intensivos” (aunque te garantizamos que no resulta pesado en absoluto) son un método de enseñanza online que está triunfando hoy en día. ¿Por qué? Bueno, lo más importante es que cumplen con todo lo que busca un usuario a la hora de aprender algo: brevedad, profesionalidad y eficacia.

Además, nuestro mini curso de trading online es completamente gratis, lo que significa que tienes a tu disposición todo el material que necesitas para dar el paso al mundo del trading de la forma más fácil.

¡No esperes más para ponerte al día y entrar en el mercado de trading! Siguiendo este mini curso, no tendrás ningún problema para volverte un experto de aquí a un tiempo.

El Mejor Mini Curso de Trading este 2021

¡Como lo oyes! Nuestro mini curso de trading on line es de los mejores que puedes encontrar de forma completamente gratuita

Gracias a este curso, podrás empezar a invertir en el mercado en menos de dos horas. Eso lo convierte en el mejor curso de trading de España, ¿no crees? Por lo menos, en el más eficaz. ¡Aprovecha!

Como ya has visto, nuestra guía de trading se divide en 6 bloques perfectamente organizados y diseñados para dinamizar el contenido de forma amena. Para sacarle todo el provecho, te recomendamos:

  • Reserva el tiempo que quieras para poder realizar el curso sin distracciones.
  • Ten un cuaderno a mano (o un documento) para ir anotando los puntos más importantes de cada punto.
  • ¡Consúltanos cualquier duda que te surja! Puedes enviarnos un email a info@paracriptos.com.

¡Con este curso completo de trading, ya estarás listo para lanzarte a tus próximos ingresos! ¿A qué esperas?

Opiniones sobre Nuestro Mini Curso de Trading

Los futuros expertos que ya han completado nuestro curso gratuito de trading lo tienen claro: ¡se merece el sobresaliente!

Como ya hemos comentado, los mini cursos online son cada vez más populares en Internet. En los últimos tiempos, un curso gratis de trading de criptomonedas y cualquier otro mercado suena muy bien, ¿verdad? 

Aprende por fin a iniciarte en el mundo del trading con un curso sencillo, corto y completamente gratis. ¡Es una oportunidad que no puedes rechazar! Comienza ya a invertir con la ayuda de nuestro tutorial de trading online, te aseguramos que no te vas a arrepentir de cursarlo.

Para Saber Más…